4 Dic 2022 - Edición Nº2049
La Plata, Bs As      28.8 ºC
EL TECLADO | Especiales  Domingo 06 de Marzo del 2022 - 13:16 hs.                1363
  Especiales   06.03.2022 - 13:16   
SEMANA DE LA MUJER
Latiendo Distinto, la tribu que acompaña a mujeres en duelo perinatal
Madres cuyos hijos fallecieron durante el embarazo o a pocos días de nacer crearon un espacio que visibiliza este tipo de muertes. Además de generar herramientas de acompañamiento, el grupo trabaja en poner en evidencia la falta de protocolos sanitarios para asistir y contener a las familias, así como la violencia obstétrica a la hora de parir sin vida.
Latiendo Distinto, la tribu que acompaña a mujeres en duelo perinatal
Gabriela, Bárbara, Cecilia, Natalia y Daniela.

 Por María Eugenia Suárez


Si hay un duelo invisibilizado es el ocasionado por las denominadas muertes gestacionales, perinatales y neonatales. Se trata del fallecimiento de bebés durante el embarazo, el parto o a los pocos días de nacer; se trata de la muerte de un hijo de deseado; de un proyecto truncado, de sueños rotos y de una multitud de situaciones derivadas de un acontecimiento trágico, que en la mayoría de las veces viene acompañado de falta de protocolos médicos para asistir y contener a la mamá y su familia y en reiteradas ocasiones incluye violencia obstétrica a la hora de parir sin vida. En La Plata, la falta de visibilización de la problemática, la necesidad de un respaldo y de intercambiar experiencias ante un dolor inexplicable derivó en la creación de un grupo que acompaña a mujeres en duelo. “Cuando se muere un hijo los médicos te dicen que no hay latidos y nosotras pensamos que nuestros hijos quedan latiendo distinto”, dice a El Teclado Bárbara Minotti, mamá de Augusto y mentora del espacio Latiendo Distinto, una tribu que a fuerza de lágrimas genera herramientas de contención.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 2,6 millones de bebés en el mundo durante el embarazo o a pocos días de nacer. Sin embargo, el impacto emocional de estas muertes está invisibilizado. Si bien en algunos centros de salud se contempla la atención a la salud mental, en nuestro país no existen protocolos de asistencia a las madres y sus familias ante estas situaciones. Existen miles de relatos, incluso, que dan cuenta de maltrato y vulneración de derecho de las parturientas ante el fallecimiento de sus bebes.

“En una charla con mi psicóloga hablábamos sobre la necesidad de darle identidad a Augusto y de contar con un lugar en el que mujeres como yo pudieran ser escuchadas, contenidas, donde nos pudiéramos abrazar y no sentirnos solas ante la muerte gestacional, perinatal o neonatal de nuestros hijos”, señaló a El Teclado Bárbara Minotti.

ENCUENTRO EN TRIBU... DE MAMÁS EN DUELO ???? Súper recomiendo éste espacio, gestado desde el amor más profundo surgido del...

Publicada por Maria Soledad Jalil en Jueves, 24 de febrero de 2022


Lo que siguió a esa conversación fue una cadena de conexiones con mujeres y sus historias que, al menos por ahora, parece no tener fin. La idea que en soledad había comenzado a diagramar en su cabeza empezó a tomar forma cuando conoció a Gabriela Salas, Cecilia Padilla, Natalia Bajo y Daniela Coulomme, mamás de Valentín, Alfonsina, Bruna y Antonella respectivamente.


LATIENDO DISTINTO

A todas las unía un dolor común: el fallecimiento de sus hijos o hijas durante el embarazo o a poco de nacer, pero tenían claro que aquella situación debía transformarse. “Cuando se muere un hijo los médicos te dicen que no hay latidos y nosotras pensamos que nuestros hijos quedan latiendo distinto, no desaparecen, están presentes en nuestras vidas, somos un modelo familia y no es que se terminan, empiezan a latir distinto”, dijo en referencia al nombre que adoptó el grupo.

 

“Creamos este espacio para darle identidad a nuestros hijos y para que mujeres que se encuentran en duelo tengan un lugar de refugio, de contención, donde puedan sentirse acompañadas, escuchadas, para que no crean que están solas porque somos muchas en la misma situación”, señaló Bárbara.

 

Los primeros encuentros se desarrollaron en septiembre del 2021, pero la primera actividad se concretó el pasado 15 de octubre, fecha en que se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre la Muerte Gestacional, Perinatal y Neonatal. “Fue nuestro primer acto social donde hicimos una barrileteada y nos mostramos por primera vez”, señaló.

Aquella actividad fue la puerta de entrada a otras mujeres y a la vinculación con otras agrupaciones que en otras localidades también visibilizan el duelo perinatal y la violencia que se ejerce a la hora de parir sin vida.

 

“Nuestro objetivo es visibilizar la muerte perinatal, concientizar para que el sistema de salud tenga un protocolo sanitario que nos aseguren duelos sanos”, destacó Bárbara y agregó: “Hay que abrazar y acompañar en el duelo; la salud mental es un privilegio y hay mucha gente que no cuenta con el recurso para poder pagar un tratamiento psicológico para transitar las pérdidas. Nuestra idea es construir herramientas desde nuestra experiencia y compartirlas”.

 

DERECHOS VULNERADOS

 

“Nuestros hijos no son NN, cada familia pensó su nombre, pensó un proyecto y lo imaginó en distintos momentos”, dijo en referencia a cómo el sistema de salud identifica a los bebes que fallecen y también apuntó a la violencia que se ejerce al momento de parir: “Nuestros derechos se vulneran, no podemos elegir como parir, no podemos traernos recuerdos de nuestros bebes y hay casos donde muchas familias no llegan a conocerlos porque se les impide verlo”, destacó.


“No existe un protocolo sanitario en el que nos aseguren un duelo sano, en donde podamos no sólo irnos del hospital con las manos vacías sino poder tener recuerdos de nuestros hijos”, agregó Bárbara y advirtió que en el espacio se milita a favor de la aprobación de la ley de Procedimientos MédicosAsistenciales para la Atención de Mujeres y Personas Gestantes Frente a laMuerte Perinatal, impulsada por Johanna Piferrer.

La muerte gestacional o fetal intrauterina es aquella que sucede después de la semana 20 de gestación; la perinatal, es cuando la muerte del feto o recién nacido se da entre la semana 28 y los primeros 7 días de vida; y la neonatal refiere a la muerte del bebé dentro del periodo que va desde el nacimiento hasta los 28 días después


ACTIVIDADES

La tribu de Latiendo Distinto se reúne y convoca a nuevas integrantes el primer sábado de cada mes en alguna plaza o espacio abierto. “Siempre se suman más mamás, más familias y tratamos que los papás se incorporen, aunque es mucho más difícil. Los sábados seguimos abrazando historias”, sostuvo.

Como parte de un ritual, que muchas familias ya han desarrollado, cada vez que se cumple el aniversario de algún bebé, acompañan a la familia a que planten un árbol. “La idea es no hacer como si nada, porque eso genera mucha angustia, sino simbolizar esa muerte de una forma distinta”, destacó.

Además, desde el grupo siempre se sugiera a las familias compartir la historia de sus hijos o hijas por las redes sociales de la tribu para visibilizar la situación. “Es una realidad que pasa y la muerte perinatal, gestacional o neonatal tiene que ser hablada, contada; no hay que quedarse en el silencio, no hay que quedarse en la idea de que se detuvo un embarazo porque lo real es se murió un hijo deseado, se murió un proyecto de vida, un niño o niña que imaginamos en sus cumpleaños, en Navidad, compartiendo nuestras vidas”

El 12 de marzo Latiendo Distinto encabezará un evento en el distrito bonaerense Pehuajó en la semana de la Mujer para visibilizar la muerte perinatal y la violencia obstétrica a la hora de parir sin vida. “Nos vamos a presentar como tribu de acompañamiento de mujeres en duelo y un artista va a hacer un mural interactivo”, invitó Bárbara.

 

“Latiendo Distinto es la identidad de Augusto y la de todos los bebés de la tribu”, señaló la mujer sobre el final de la entrevista y destacó que en lo personal el grupo le sirvió para saber que no estaba sola, que su realidad era una realidad de muchas. “Me di cuenta que no estaba volviéndome loca, que es algo que pasa y de lo que no se habla; me di cuenta que había muchas Bárbaras dando vueltas y que necesitaban lo mismo que yo: ser escuchadas y darle identidad de sus hijos”, concluyó. [El Teclado] 





COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.