21 May 2024 - Edición Nº2583
La Plata, Bs As      11.7 ºC
EL TECLADO | Municipales  Viernes 13 de Diciembre del 2019 - 08:00 hs.                391
  Municipales   13.12.2019 - 08:00   
[QUILMES]
Con la presencia de Cristina Kirchner, Mayra Mendoza juró como intendenta de Quilmes
La flamante vicepresidenta tuvo un lugar privilegiado en la asunción de la ex diputada. “A pesar del hostigamiento y de la violencia hacia ella y los suyos, siguió al lado nuestro", destacó Mendoza.
Con la presencia de Cristina Kirchner, Mayra Mendoza juró como intendenta de Quilmes

La ex diputada nacional Mayra Mendoza juró este miércoles como intendenta de Quilmes, con la presencia destacada de la flamante vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La ex presidenta se ubicó en el medio de la mesa central, incluso dejando a un costado a la intendenta, quien a la hora de jurar lo hizo “por Néstor Kirchner, por Cristina Fernández de Kirchner, por la militancia y por el pueblo de Quilmes”.

Semanas atrás, Mendoza se tatuó el rostro del fallecido ex presidente en su brazo izquierdo, que en el acto de esta tarde estuvo totalmente descubierto, luciendo la imagen de Kirchner.

Después de tomarle juramento a sus ministros, Mendoza agradeció el apoyo de la “querida compañera hoy vicepresidenta de la Nación” pero “nuestra siempre presidenta de corazones”.

 


“A pesar del hostigamiento, de la persecución, de la violencia hacia ella y los suyos, siguió al lado nuestro. Es un agradecimiento que lo puedo hacer yo, pero es de la mayoría del pueblo argentino”, señaló.


 

A su turno, Cristina habló de la "cruel persecución" que sufrió su familia y le apuntó -sin nombrarla- a la ex diputada Elisa Carrió, a la que calificó como una “denunciadora serial”. La ex jefa de Estado recordó que la referente de la Coalición Cívica había denunciado a su madre, Ofelia Esther Wilhelm, por irregularidades con un contrato millonario entre 2011 y 2015 con Correo Argentino. Y reveló que esa causa finalmente fue desestimada en las últimas horas por inexistencia de delito.

La vicepresidenta repasó la conferencia de prensa de diciembre de 2017 en la que el entonces jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros de Hacienda, Nicolas Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo; y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger anunciaron cambios en el Presupuesto 2018, horas antes aprobado por el Congreso.

“Un presupuesto puede modificarse, en tanto y en cuanto no arruine la vida de los argentinos”, dijo, después de referirse a los funcionarios macristas como “los cuatro grandes del buen humor”, en referencia al grupo de cómicos argentinos surgido en los 40.

 

 

También se refirió a un acto en 2017 en Avellaneda, cuando seguidores le pidieron que vuelva a postularse para la Presidencia. “Yo les dije que iba a hacer todo lo que pueda y todo lo que esté a mi alcance para que el 10 de diciembre de 2019, otra argentina u otro argentino ocupe la Casa Rosada. Tal vez muchos de los que estaban ahí, y muchos medios de comunicación, pensaron que era una frase lanzada al pasar como hemos escuchado de tantos políticos en este país. Pero no soy mentirosa ni hipócrita”, dijo.

Además de la vicepresidenta de la Nación, de la asunción de Mendoza también participaron el diputado Máximo Kirchner, la senadora Anabel Fernández Sagasti y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

No estuvo presente el saliente intendente Martiniano Molina (Juntos por el Cambio), ya que técnicamente el traspaso se hizo horas antes, cuando Mendoza y el hasta entonces jefe comunal firmaron los papeles correspondientes en el Palacio Municipal. [El Teclado]