24 Abr 2024 - Edición Nº2556
La Plata, Bs As      18.2 ºC
EL TECLADO | Legislatura  Jueves 27 de Octubre del 2022 - 17:51 hs.                478
  Legislatura   27.10.2022 - 17:51   
SENADORES
Alcohol Cero en la Provincia, a un paso de la aprobación: falta el sí de Diputados
Por unanimidad, el Senado bonaerense aprobó la propuesta impulsada por el ministro de Transporte Jorge D´onofrio. Ahora pasó a la cámara baja, donde también se espera que sea avalada. Los detalles. La iniciativa suprime el mínimo permitido (500 miligramos) de alcohol en sangre a la hora de conducir vehículos con motor
Alcohol Cero en la Provincia, a un paso de la aprobación: falta el sí de Diputados

 La Cámara de Senadores bonaerense otorgó media sanción al proyecto de ley de Alcohol Cero presentado por el gobernador Axel Kicillof e impulsado por el ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires, Jorge D’Onofrio, para erradicar el mínimo de alcohol permitido en sangre a la hora de conducir. La medida contó con el acompañamiento de todas y todos los senadores.

La iniciativa, que fue trabajada como uno de los ejes principales de la gestión de D’Onofrio desde la asunción al frente de la cartera provincial, prevé la modificación de la Ley 13.927 del Código de Tránsito y crea tolerancia cero al volante en vehículos motorizados. De esa manera, elimina el grado permitido de 500 miligramos de alcohol por litro de sangre.

“Es un gran avance para la Provincia, es muy importante que podamos implementar esta nueva ley, que será un paso fundamental para emprender el cambio cultural que pretendemos en la provincia en materia de seguridad vial”, subrayó el Ministro. Y agregó: “Desde que se creó el Ministerio nuestro objetivo principal fue el de bajar la cantidad de fallecidos en siniestros viales y junto con el gobernador Axel Kicillof creemos que le Ley de Alcohol Cero es un gran paso en ese sentido”.

Tras el visto bueno del Senado, D’Onofrio celebró el apoyo de las y los senadores, las distintas etapas de debate que nuclearon a varios actores y sectores comprometidos con la causa y el trabajo articulado para que el proyecto pueda avanzar. “La colaboración de todos los legisladores fue determinante para que esta ley llegue al recinto. Lo más relevante es que si vamos a tomar alcohol, no tenemos que manejar”, sostuvo el titular de la cartera de Transporte bonaerense. 

Asimismo, D’Onofrio destacó que “acá se trata de salvar vidas”, y subrayó: “Tenemos índices horribles en siniestralidad vial y el alcohol está presente en un gran porcentaje de los casos, con grandes cantidades de muertes que incluso son difíciles de calcular. Tenemos que entender que la vida humana es el único bien que no es reemplazable”. 

La nueva ley contempla penalidades como retención de la licencia e inhabilitación para conducir, arresto, multas y obligación de concurrir a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública. Las puniciones tienen diferentes grados de aplicación de acuerdo a los niveles de alcohol en sangre detectados.

La modificación para lograr la tolerancia cero al volante impulsada por el ministro D´Onofrio brinda respuestas a la lucha librada por familiares de víctimas de siniestros viales, de asociaciones civiles abocadas a la cuestión y de agencias nacionales e internacionales que buscan concientizar y reducir los altos índices de fatalidad. En ese aspecto, cabe mencionar que el alcohol está presente en uno de cada cuatro siniestros viales y que es la primera causa de muerte de menores de 35 años, según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Por último, D´Onofrio renovó los agradecimientos para el cuerpo legislativo por el tratamiento de la propuesta que busca salvar vidas. “Agradecimiento y respeto, han hecho un abordaje integral, han participado de las comisiones todos los sectores, agradecimiento para la presidenta del Senado Verónica Magario, para todos los presidentes del bloque, especialmente Teresa García, a Sofía Vanelli que llevó adelante el tratamiento de la ley, y para hasta aquellos que no estaban de acuerdo, pero dieron el debate. El reconocimiento de toda la Provincia porque se han puesto a trabajar en una ley que era realmente necesaria”, cerró el titular de Transporte.

EL PROYECTO COMPLETO

Honorable Cámara de Senadores, vuestras Comisiones de Prevención de las Adicciones; de Transporte, Puertos e Intereses Marítimos y de Legislación General han considerado en el día de la fecha el Expediente A-1 Periodo 2022-2023 caratulado “INCORPORANDO Y MODIFICANDO ARTÍCULOS DE LA LEY Nº 13927 - MENSAJE Nº 4003”;  junto a sus vinculados E-130 2021-2022; E-239 2022-2023 y E-4 2022-2023;

Y por las razones que dará su miembro informante se aconseja la APROBACIÓN con las siguientes MODIFICACIONES:

PROYECTO DE LEY

El Senado y Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sancionan con fuerza de

LEY

ARTÍCULO 1º: Incorporar el artículo 2° bis a la Ley N° 13.927, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 2° bis: OBJETO   La presente ley tiene por objeto preservar la salud, la vida y la seguridad de quienes transiten el territorio provincial; reducir la mortalidad y la morbilidad derivadas de la siniestralidad vial. Las normas que  fijan las pautas de circulación  y las que establecen los límites legales de alcohol en sangre y de cualquier sustancia que disminuya las condiciones para la conducción,  integran las políticas públicas de seguridad vial.”

ARTÍCULO 2º: Incorporar el TITULO IX BIS integrado por el artículo 28 ter a la Ley N° 13.927, el que quedará redactado de la siguiente manera:

TITULO IX BIS

ALCOHOL 0  

PROHIBICIÓN DE CONDUCIR

“Artículo 28 ter: PROHIBICIÓN DE CONDUCIR. Queda prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con motor a quien registre una alcoholemia superior a 0 (cero)  miligramos de alcohol por litro de sangre. Así también está prohibido conducir a quienes hubiesen consumido medicamentos, estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes o sustancias que la Autoridad de aplicación, con intervención del Ministerio de Salud, determine como capaces de disminuir la aptitud para conducir.

La Autoridad de Aplicación  establecerá el mínimo de error tolerable para los dispositivos medidores de concentración de las sustancias mencionadas en el párrafo precedente, debiendo utilizarse equipos o sistemas de medición cuya información no pueda ser alterada manualmente. Sus resultados deberán ser analizados considerando el factor tiempo, en el modo que establezca la reglamentación.

Todo instrumento o sistema a utilizar para los controles contemplados en este artículo, deberá ser homologado por los organismos nacionales o provinciales con competencia en el área, conforme lo determine la reglamentación, pudiendo la Autoridad de Aplicación  celebrar convenios de colaboración con organismos nacionales competentes en la materia. No podrán privatizarse ni concesionarse, las acciones vinculadas a las mediciones establecidas en este artículo, las cuales quedarán a cargo exclusivamente de las autoridades establecidas en la presente ley. 

En cuanto no se opongan a las disposiciones del presente artículo serán aplicables las pautas generales para control de infracciones establecidas en el artículo 28.“


ARTÍCULO 3º: Modificar  el inciso a), acápite 1, del Artículo 37 “Retención Preventiva” de la Ley N° 13.927, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“1.- Sean sorprendidos  in-fraganti en estado de intoxicación alcohólica, estupefacientes u otra sustancia que disminuya las condiciones psicofísicas normales para la conducción, o pueda presumirse encontrarse en dicho estado, de modo que el mismo configure peligro para sí o para terceros. Para el cese de la retención se requerirá prueba mediante dispositivo homologado o comprobante médico que acredite el cese del estado. En caso de negativa a la práctica de dichos exámenes la retención procederá hasta tanto se evalúe que el conductor no configura un peligro para sí o para terceros. En cualquier caso, la retención no podrá exceder de doce (12) horas.”

ARTÍCULO 4º: Modificar el artículo 39 de la Ley N°13.927, el que quedará redactado  de la siguiente manera:

“Artículo 39 º: OBLIGATORIEDAD DE LOS CONTROLES. Todas las personas, sin distinción de edad, que conduzcan vehículos con motor, están obligadas a someterse a las pruebas establecidas para la detección de las posibles intoxicaciones previstas en el Artículo 28 ter. 

En caso de siniestro , accidente o a pedido del interesado, la autoridad debe tomar las pruebas lo antes posible y asegurar su acreditación. 

La simple negativa o resistencia por cualquier modo para cumplir con dichas pruebas configura falta grave en los términos del artículo 77 de la ley 24.449 y habilita la retención preventiva de la licencia y la imposición de la inhabilitación prevista por el artículo 39 bis de la presente, sin perjuicio de las accesorias que  pudieren corresponder.

Todo conductor que  agreda  a los agentes de control; que proceda a encerrarse en el vehículo o realice maniobras vehiculares para la evasión del control u otra acción que obstaculice la concreción de la prueba será sancionado con los plazos máximos de inhabilitación.”

ARTÍCULO 5º:  Modifíquese el artículo 39 bis de la Ley13.927, incorporado por Ley N°15.002, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 39 bis: SANCIONES. Las sanciones por infracciones a esta ley son de cumplimiento efectivo, no pueden ser aplicadas con carácter condicional ni en suspenso y consisten en:

a)  Arresto.

b)  Inhabilitación para conducir vehículos o determinada categoría de ellos. Si el/la infractor/a posee licencia habilitante se deberá retener la misma. La inhabilitación será aplicada conjuntamente con la sanción de multa y el plazo de la inhabilitación será de:

l)Tres (3) meses para el caso de que el/la infractor/a conduzca con una alcoholemia de hasta cuatrocientos noventa y nueve (499) miligramos por litro de sangre;

ll)Seis (6) meses para el caso de que el/la infractor/a conduzca con una alcoholemia superior a quinientos (500) miligramos por litro de sangre, hasta novecientos noventa y nueve (999) miligramos por litro de sangre;

lll) Doce (12) meses para el caso de que el/la infractor/a conduzca con una alcoholemia superior a mil (1.000) miligramos por litro de sangre, hasta mil quinientos (1.500) miligramos por litro de sangre;

lV) Dieciocho (18) meses para el caso de que el/la infractor/a conduzca con una alcoholemia superior a los mil quinientos (1.500) miligramos por litro de sangre.

V) Dieciocho (18) meses para el caso de que el conductor se negare u obstaculizare la realización de las pruebas expresamente autorizadas, destinadas a determinar el estado de intoxicación alcohólica o por otras sustancias para conducir, con arreglo a lo normado en el artículo 28º ter de la presente ley.

c)  Multa. 

d)  Concurrencia a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública conforme disponga la reglamentación. Esta sanción podrá ser aplicada como accesoria a la de multa, pero se impondrá en todos los casos que involucren conducción de vehículos en los estados de intoxicación previstas por el artículo 28 ter. 

Su incumplimiento triplicará el importe de la multa.  

e)  Decomiso de los elementos cuya comercialización, uso o transporte en los vehículos esté expresamente prohibido.El decomiso podrá aplicarse conjuntamente con otras sanciones. 

La reglamentación establecerá las sanciones para cada infracción, dentro de los límites impuestos por los artículos siguientes. “

ARTÍCULO 6º: CURSO DE EDUCACIÓN Y CAPACITACIÓN: Durante el primer año de vigencia de la presente ley, aquella persona humana que en su primera infracción conduzca con una tasa de alcohol en sangre de hasta cuatrocientos noventa y nueve (499) miligramos por litro de sangre, será sancionada únicamente con la concurrencia/asistencia y    aprobación de cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública conforme establezca la reglamentación.

ARTÍCULO 7º:  Créase el Fondo para el Financiamiento de Prevención, Capacitación y Control con el objeto de dotar a los Municipios de la Provincia de Buenos Aires de una fuente de financiamiento genuina que garantice el efectivo cumplimiento de la presente ley y el eventual juzgamiento de las infracciones. Este Fondo será administrado por el Poder Ejecutivo provincial y estará integrado por: 

a) Los recursos que anualmente se asignen por la ley de presupuesto; 

b) Los ingresos que provengan de legados o donaciones aceptados. 

La asignación de los recursos de este Fondo se realizará conforme al Coeficiente Único de Distribución Ley 10.559 (T.O. según Decreto 1.069/95). 

ARTÍCULO 8: La Autoridad responsable de la administración del Fondo creado en el artículo 7 de la presente ley dispondráá una asignación inicial para cada municipio bonaerense que carezca de personal, instrumentos de medición, u otros recursos requeridos para la implementaciónón idónea de los controles de alcoholemia, o uso de sustancias. Autorízase a tal efecto al Poder Ejecutivo a realizar las modificaciones necesarias a las partidas presupuestarias pertinentes.

ARTÍCULO 9º: VIGENCIA. La presente ley entrará en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial; debiendo el Poder Ejecutivo aprobar su reglamentación en un plazo no mayor   a sesenta (60) días, contados desde la referida publicación.

ARTÍCULO 10º: Comunicar al Poder Ejecutivo.









COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.