19 May 2024 - Edición Nº2581
La Plata, Bs As      6.6 ºC
EL TECLADO | Municipales  Lunes 27 de Junio del 2022 - 14:00 hs.                618
  Municipales   27.06.2022 - 14:00   
ORDENANZA
Mar del Plata: Con sanciones y multas, aprueban proyecto para regular la zona roja
El proyecto fue aprobado en una ajustada votación. Ahora, el intendente Guillermo Montenegro tendrá 45 días para establecer las zonas autorizadas. Fuerte rechazo de la oposición a las multas y sanciones.
Mar del Plata: Con sanciones y multas, aprueban proyecto para regular la zona roja

El Concejo Deliberante de Mar del Plata aprobó la ordenanza presentada por el oficialismo, que busca “regular la oferta y/o demanda de sexo en la vía pública”. 

La iniciativa, que lleva más de un año de debate, establece que el trabajo sexual en la vía pública “no podrá llevarse a cabo en lugares en los que hubiere vecinos frentistas con residencia domiciliaria” y fija multas que irán desde $123 mil a $617 mil, o a realizar arrestos de 5 a 30 días, para aquellas personas que incumplan con lo establecido por la ordenanza.


Por otro lado, la medida incorpora el Programa Zonas Seguras que busca “promover medidas focalizadas para la prevención de la violencia y los delitos en las zonas del Partido de General Pueyrredón donde se ejerza la prostitución”.

También contempla las condiciones de higiene de la Zona Roja, en donde se avanzará con la puesta en valor de los espacios públicos elegidos, con una adecuada y funcional iluminación, instalación de baños públicos, refugios y depósitos de desechos; garantizando el mantenimiento de las instalaciones. 

Sobre el tema hubo tres proyectos presentados, siendo el del oficialismo el que logró el dictamen en mayoría para su posterior aprobación. Si bien la iniciativa del Frente de Todos tenía varios puntos en común, no incorporaba las sanciones y multas, por considerarlas como una “criminalización” de las y los trabajadores sexuales. El tercer proyecto, fue presentado por Acción Marplatense, para conformar una mesa de trabajo con múltiples actores institucionales para consensuar una medida.

Tras la aprobación de la Ordenanza, el intendente Guillermo Montenegro tendrá 45 días para decretar la ubicación del o los lugares autorizados para funcionar como Zona Roja.

Asimismo, durante ese período el Jefe Comunal deberá recibir recomendaciones y pedidos de reuniones con sectores implicados para sumar insumos al momento de considerar las zonas habilitadas. 

Al respecto, Montenegro expresó que “desde el primer día pusimos sobre la mesa que esta situación no podía ocurrir, porque afecta su vida cotidiana y muchas otras consecuencias que no vamos a permitir que sufra ningún marplatense”.

“Esta propuesta le da más herramientas a la Justicia y la Policía para que puedan actuar”.

LAS CRÍTICAS DEL FRENTE DE TODOS

Durante el debate, la edil del Frente de Todos, Sol de la Torre, cuestionó fuertemente el punto de las sanciones y multas, por considerarlas como una criminalización hacia las y los trabajadores sexuales. 

“Con esta norma el Estado municipal está diciendo que las personas en situación de prostitución, especialmente las mujeres y travestis y trans, son delincuentes, por el solo hecho de hacerlo en lugares en donde al municipio no le parece”, expresó de la Torre.


“Los problemas no se solucionan con multas y arrestos. Las soluciones se construyen trabajando, dialogando, construyendo”, buscó diferenciarse del oficialismo, al que cuestionó la falta de políticas públicas para abordar la problemática.   

“El Municipio no desarrolló ningún tipo de política y de inclusión para las personas que hoy se encuentran ejerciendo el trabajo sexual en la vía pública”. 

“Nosotras presentamos siete proyectos para abordar esta problemática de manera integral, reconociendo el padecimiento de las y los vecinos que están viviendo en un barrio en lo que sucede no les gusta, no lo eligieron y les hace sufrir. Y reconociendo el padecimiento estructural de la vida de las travestis y trans, de las mujeres, que para mantener su vida y la de sus hijos se ven obligadas a ejercer la prostitución”.

Cabe mencionar que el Frente de Todos, votó en contra de la Ordenanza presentada por el oficialismo, y presentó un proyecto en minoría, que fue rechazado.  

LA VOZ DE LAS TRABAJADORAS SEXUALES

Uno de los puntos de la Ordenanza establece que el intendente tendrá un período de 45 días para decretar los lugares autorizados para que funcionen como zona roja, como así también deberá recibir a distintos sectores para escuchar opiniones y pedidos con respecto a los lugares a habilitar. 

En este sentido, desde la Red por el Reconocimiento del Trabajo Sexual junto a la Red de Personas Viviendo con VIH y distintas trabajadoras sexuales de calle adelantaron que le propondrán al intendente Guillermo Montenegro el sector de Luro, desde Chile hasta Tierra del Fuego, o una parte de Champagnat como zonas para poder ejercer su actividad.


Y rechazaron las sanciones y multas que establece la ordenanza: “La regulación que queremos es con derechos y no únicamente reglas. Si el gobierno municipal nos reconoce como trabajadorxs, ¿dónde están nuestros derechos laborales? ¿por qué tenemos zonas y horarios estipulados pero no contamos con una obra social? ¿por qué no podemos realizar aportes jubilatorios? ¿por qué tantas reglas y ningún derecho? ¿por qué insisten con que dejemos de trabajar, cuando nos cansamos de repetir que elegimos el trabajo sexual?”, plantearon en un comunicado publicado en el portal 0223.

Y recalcaron la necesidad de buscar “ acuerdos para mejorar esta ordenanza y convertirla en una herramienta en favor de los intereses de las trabajadoras sexuales”. “Seguiremos acompañando los procesos organizativos de nuestras compañeras, para que seamos las trabajadoras sexuales quienes decidamos las condiciones para ejercer nuestro trabajo. Porque somos nosotres quienes ponemos el cuerpo”, concluyeron. [El Teclado]



  Temas relacionados
GUILLERMO MONTENEGROJUNTOS


COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.