24 Jun 2022 - Edición Nº1886
La Plata, Bs As      8.3 ºC
EL TECLADO | Especiales  Domingo 19 de Junio del 2022 - 13:00 hs.                128
  Especiales   19.06.2022 - 13:00   
DIVERSIDAD CORPORAL
Discriminación y salud, las dos caras de la misma moneda para las personas gordas
La medicina tradicional pone el foco en el peso y excluye del sistema de salud a la diversidad gorda. En el Congreso nacional se trabaja en el avance de un proyecto que capacite a los profesionales de la salud para garantizar el acceso a este derecho. En territorio bonaerense, se crearon materiales para sensibilizar en el tema.
Discriminación y salud, las dos caras de la misma moneda para las personas gordas
Por: María Eugenia Suárez

“Las personas gordas dejan de ir al médico porque la violencia se convierte en una barrera al momento de querer acceder al derecho a la salud”, dijo ante El Teclado la diputada nacional Mónica Macha al hacer un repaso sobre cómo opera la discriminación hacia los cuerpos no hegemónicos en los efectores de salud. Un relevamiento realizado a nivel nacional indicó que el 82% de las personas gordas encuestadas fue discriminada dentro del sistema sanitario. Con ese escenario de fondo, en el ámbito del Congreso nacional se presentó un proyecto de ley de capacitación obligatoria para los profesionales de la salud; y en la administración bonaerense se trabaja en la implementación de materiales de sensibilización sobre temáticas de diversidad corporal gorda.

La organización La Sublevada difundió recientemente un informe sobre el acceso a la salud en Argentina por parte de personas gordas y reveló que el 82% de los consultados aseguró que "fue discriminado dentro del sistema de salud".

El documento, además indica que el 28% afirmó "que el personal médico se burló o lo agredió", que el 76%  "recibió comentarios sobre su cuerpo en los consultorios" y que siete de cada diez personas calificaron su experiencia médica con "valores negativos".

Con esta realidad en el sistema de atención de la salud, se presentó un proyecto de ley de capacitación obligatoria para todos los efectores de la salud, iniciativa de la titular de la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados, Mónica Macha, que busca garantizar el derecho a la salud integral para estas personas.

“En el sistema de salud nos encontramos con muchísimas situaciones de maltrato a las personas gordas. El paradigma médico hegemónico, ese mismo que infringe situaciones de violencia obstétrica, por ejemplo, tiene actos de violencia hacia las personas gordas. Patologizan, tienen un pensamiento pesocéntrico, castigan su cuerpo y quieren normativizar sus vidas”, explicó a El Teclado la diputada nacional al ser consultada sobre por qué es necesario una capacitación para los profesionales de la salud.

Para Macha, estas situaciones provocan la “exclusión” de las personas gordas del sistema de salud. “Si cuando me duele un ojo me dicen que baje de peso, si consulto a una ginecóloga y me dice que baje de peso, si cada vez que fui al médico tengo el registro de haberme sentido maltratada, entonces no voy más porque no quiero pasar más por esas situaciones de exposición, de juzgamiento y de violencia”, indicó .

“Las personas gordas dejan de ir al médico porque la violencia se convierte en una barrera al momento de querer acceder al derecho a la salud”, agregó.

Un artículo del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), desarrollado por Lucia Mancuso, Betania Longhi, María Gabriela Pérez, indica que la discriminación hacia los cuerpos no hegemónicos puede ser entendida como uno de los efectos “del disciplinamiento de los cuerpos, obstaculización de una vida libre de violencias que se expresa a través de distintos dispositivos como la estigmatización, la violencia, la discriminación y la patologización”.

En este sentido, destacan que “el disciplinamiento de los cuerpos no solo opera en lo que dice y hace, sino también en lo silenciado” y se expresa “en las instituciones, en los discursos, en los enunciados científicos; incide en las políticas públicas; opera en la exclusión, en la marginalización y fundamentalmente en la estigmatización y modificación de los cuerpos”.

“Los cuerpos que no entran en la norma –particularmente, los cuerpos gordos– son objeto de discriminación, burlas, exclusión, violencia y vulneración de derechos”, se indica.

Para Macha “no hay una preparación sobre la diversidad cultural, sobre la salud integral” y ante este escenario, consideró la necesidad de que "dentro de las capacitaciones continuas que los equipos de salud tienen permanentemente sobre distintos temas se incluya cómo se trabaja y se garantiza el derecho para que las personas gordas puedan acceder al sistema de salud".

“Ser una gorda no es sinónimo de estar enferma o enfermo. Hay que sacar la gordura de la enfermedad, tenemos derecho a habitar nuestros cuerpos tal como queramos. Estamos buscando ser más libres y una igualdad de derechos”, completó.

En el ámbito bonaerense, se trabaja en la implementación de materiales de sensibilización sobre temáticas de diversidad corporal gorda que introduce términos para entender de qué se habla cuando habla sobre diversidad corporal y gordofobia, así como un ançalisis de los discursos médicos que circulan en torno a estas cuestiones, los estereotipos en los medios de comunicación y las leyes que en nuestro país promueven la diversidad corporal y garantizan el acceso a derechos a las personas gordas. 

En una entrevista ante Télam, la subsecretaría bonaerense de Política de Género y Diversidad Sexual, Lucía Portos, sostuvo que la iniciativa consta de tres cuadernillos que "son un resumen de principios o temas de la diversidad gorda en un lenguaje muy sencillo para la difusión".

En ese sentido, señaló que si bien "tienen como vocación interpelar a la comunidad en general", puntualmente hay uno que se usará "en la formación del personal de salud y en diálogo con personas que trabajan en el sistema de salud que a veces son los que reproducen las discriminaciones y violencias que sufren las personas gordas y los expulsan del sistema de salud".

Los cuadernillos abordan distintos conceptos y tienden a la "la despatologización de la gordura".

Según el material del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Géneros y Diversidad Sexual, titulado “Diversidad corporal y gordofobia” la medicina tradicional sigue trabajando con modelos de cuerpos “universales” y no con la perspectiva de la diversidad corporal, un término que refiere “a las diferencias que caracterizan a los seres humanos”, y que incluye “tamaños, colores, razas, orientaciones sexuales o identificaciones de género”.

Este documento detalla que la obesidad y el sobrepeso se transformaron en la década del ’90 en un tema de salud mundial y con esa excusa se promovieron una serie “de políticas estandarizadas sobre el cuidado y la erradicación de estas características físicas”, enfocando la atención de la salud en todos sus niveles desde una mirada denominada “pesocentrismo, que considera al peso corporal como indicador suficiente para separar a las personas sanas de las enfermas”.

“Al contrario del pesocentrismo, la diversidad corporal advierte que ni todos los cuerpos gordos son  enfermos, ni todos los cuerpos delgados son sanos”, destaca el documento.

Esta mirada tradicional de la medicina, que pone el foco en el peso, ubica el descenso del peso como primera medida para solucionar cualquier afección o dolencia de las personas gordas.

"Es la primera vez que desde el Estado se elabora un material que es crítico de este paradigma, de la patologización de la gordura, esa idea que reina en el sistema de salud de que gordura es igual a enfermedad", resaltó Portos, para quien "muchas veces son prejuicios y que no hacen a una concepción integral desde la salud".  [El Teclado]




COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.