26 Feb 2024 - Edición Nº2498
La Plata, Bs As      22.7 ºC
EL TECLADO | El país  Viernes 11 de Marzo del 2022 - 07:41 hs.                716
  El país   11.03.2022 - 07:41   
DIPUTADOS
Todo ok con el acuerdo con el Fondo: se impuso el sí por amplia mayoría (los K no)
El proyecto, que ayer obtuvo un amplio consenso en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas y será girado para su sanción definitiva al Senado, fue debatido durante más de 13 horas, en una jornada en la que grupos de manifestantes generaron disturbios frente a la sede del Congreso, que fue apedreado. Por qué los K votaron en contra.
Todo ok con el acuerdo con el Fondo: se impuso el sí por amplia mayoría (los K no)

La Cámara de Diputados aprobó hoy el proyecto que avala el acuerdo con el FMI para la reestructuración de la deuda que contrajo el ex presidente Mauricio Macri, tras más de trece horas de debate que terminaron con el voto positivo de 202 legisladores, contra 37 negativos y 13 abstenciones.

La mayoría de los votos positivos fueron aportados las bancadas de Juntos por el cambio y del Frente de Todos, a los que sumaron los legisladores de los interbloques Federal, Provincias Unidas y Ser.

Entre los negativos hubo votos del Frente de Todos, la izquierda y los llamados libertarios, informó la agencia Télam.

Las abstenciones y los votos negativos del Frente de Todos correspondieron a representantes de 'La Cámpora' y de movimientos sociales afines al kirchnerismo.

Al cabo de la votación se anunció que el aval al acuerdo había reunido 200 votos, pero más tarde, con el resultado definitivo de la votación nominal, se aclaró que hubo 202 apoyos, 37 rechazos y 13 abstenciones.

El expresidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, llegó al recinto 10 minutos antes de la votación, tras haber permanecido ausente durante todo el debate, y se inclinó por el rechazo.

El proyecto, que ayer obtuvo un amplio consenso en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas y será girado para su sanción definitiva al Senado, fue debatido durante más de 13 horas, en una jornada en la que grupos de manifestantes generaron disturbios frente a la sede del Congreso, que fue apedreado.

En la apertura, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, precisó que el acuerdo con el FMI será "el único tema de la sesión" y pidió a los diputados que el debate sea "con el máximo respeto y nivel posible, teniendo en cuenta su trascendencia, ya que es la primera vez en la historia democrática que un tema de estas características se debate en el Congreso".

El acuerdo sobre el texto fue el fruto de varias reuniones desarrolladas durante toda la jornada de ayer entre representantes del oficialismo y de otros bloques opositores.

Durante el debate, los oradores del oficialismo hicieron hincapié en la responsabilidad del expresidente Mauricio Macri por el endeudamiento e insistieron en que no habrá reforma previsional ni laboral.

La oposición, a su turno, se jactó de haber evitado que junto a la reestructuración se haya aprobado un anexo con medidas económicas a tomar para lograr los objetivos plateados al FMI y llamó al Gobierno a asumir la responsabilidad de tomar las medidas de política económica.

Sobre el cierre de la sesión, el titular de la bancada radical, Mario Negri, remarcó, dirigiéndose al Frente de Todos: "Tengan la tranquilidad, nosotros no estamos para cogobernar, nosotros no estamos para ser una rueda de auxilio todos los días. Nosotros venimos y acompañamos cuando lo que esta en peligro, es la gente, de lo otro se harán cargo ustedes como Gobierno"

"Nosotros estamos acá para ayudar al país. No para cogobernar con el oficialismo. Porque miren este recinto: hay zonas bastante raleadas en este recinto. Hay fractura política en el Frete de Todos. Si no fuera por Juntos por el Cambio hoy se festejaría otro default, otra tragedia para los argentinos", añadió.

A su turno, el jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Germán Martínez, subrayó que el punto clave del acuerdo con el FMI es "el tiempo de gracia" que dará alivio al país por algunos años en el pago de la deuda.

"La ventana de tiempo no es hasta el 2024, es hasta el 2026", y eso implicará "un tiempo que nos puede permitir consolidar un proceso de recuperación", subrayó el legislador.

Además, reivindicó que en el debate sobre la renegociación de la deuda contraída con el Fondo en 2018 hayan "contribuido todas las posiciones políticas, con todas las miradas, con todas las actitudes", en una referencia implícita a la decisión de algunos legisladores de la bancada del FdT de "no acompañar" el proyecto de ley.

El dictamen había obtenido ayer el respaldo de casi 80 firmas de integrantes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, a partir de los avales del Frente de Todos (FdT), Juntos por el Cambio (JxC), el interbloque Federal y Provincias Unidas.

Minutos después de que comenzara la sesión, un grupo de manifestantes que se concentró en la Plaza del Congreso comenzó a arrojar piedras y a quemar neumáticos en la zona, tras lo cual efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires armaron un escudo frente al Palacio Legislativo e iniciaron un operativo de desalojo.

Hubo cinco policías heridos y un manifestante detenido.

En la primera exposición de la sesión, que comenzó a las 14.20, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (Frente de Todos), aseguró que "este Gobierno, por sus principios, jamás hubiera recurrido al FMI, pero recibió una auténtica bomba de tiempo y debió sentarse a negociar" con el organismo internacional.

Heller sostuvo que en el acuerdo "no se respetan los típicos aspectos de la ortodoxia que han primado en otros entendimientos" aunque dijo que "no hay nada que festejar".

Entre las manifestaciones en contra, el republicano Ricardo López Murphy, con monobloque dentro de JxC, arremetió: "Atravesamos una situación compleja, la impericia e ineptitud del Gobierno nos ha llevado a tener que decidir, a pocos días del vencimiento, un acuerdo con el FMI y los organismos multilaterales, que debió haber sucedido hace mucho tiempo".

Otro sector que se expresó en contra fue la izquierda: "El Frente de Todos y Juntos por el Cambio también son corresponsables y copartícipes de la estafa a la que están nuevamente sometiendo a la Argentina. Vamos a seguir denunciando este fraude", aseveró la porteña Myriam Bregman (FIT-U).

En ese sentido, agregó: "Esta sesión marca un punto de inflexión en la historia del país porque se reúne el Congreso para aprobar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, ese organismo creado a la salida de la Segunda Guerra Mundial para intervenir y digitar a los países y encolumnarnos al servicio del orden financiero dominado por Estados Unidos".

El NO DE LOS K

Treinta y cinco diputados del Frente de Todos que se abstuvieron o votaron en contra del acuerdo con el FMI, entre ellos el exjefe del bloque Máximo Kirchner, quien votó por la negativa, fundamentaron su postura en un documento colectivo que difundieron al final de la sesión.

Bajo el título "La vuelta del FMI a la Argentina; ¿cómo llegamos hasta aquí?", el texto de 15 carillas advierte en sus conclusiones que el programa acordado con el organismo implica como riesgo la implementación de "un plan de ajuste", lo que considera "completamente desatinado" para "las actuales circunstancias del país".

"La aplicación de las políticas del presente acuerdo no sólo no van a solucionar ninguno de los problemas estructurales de la economía bimonetaria argentina, los van a agravar", alerta en el punto 2 el documento de ese grupo de legisladores, donde además se vaticina que "el presente 'acuerdo' deberá ser revisado" en el futuro.

En la misma línea, se señala que "los programas del Fondo no son apropiados para promover el crecimiento ni tampoco para controlar la inflación".

"Por el contrario, en los períodos de vigencia de acuerdos con el FMI, la inflación promedio fue más elevada por la sencilla razón de que las medidas que impulsa el Fondo la aceleran", añade.

"Nuestra fuerza política puede dar testimonio de que siempre tuvo que hacerse cargo y pagar las deudas que tomaron los gobiernos de signo político e ideológico opuesto.(...) El problema no es firmar con el FMI. Está claro que si tenemos una deuda con el Fondo tenemos que firmar un acuerdo con ese organismo. El problema, entonces, no es firmar. El problema es qué se firma", agrega el texto en el punto 3.

En las últimas definiciones, el pronunciamiento señala que la causa judicial por las responsabilidades penales de la deuda contraída en 2018 exige "una actitud y un concepto diferente de estrategias de negociación", al tiempo que subraya que "el tema más importante" es "quién va a pagar esta deuda", a la que define como "irregular", dado que "buena parte de la misma fue fugada del país".

Y en relación a las consecuencias del acuerdo para los próximos años, sostiene que "no asegura la sostenibilidad" luego de 2025 ya que -una vez cumplido el período de gracia- el cronograma de pagos al Fondo coincidirá "con las amortizaciones de deuda a los acreedores privados".

En esa serie de planteos se basaron treinta y cuatro diputados del FdT que resolvieron no acompañar el proyecto de ley que aprobó el acuerdo con el organismo que encabeza Kristalina Georgieva.

De esos 35, nueve optaron por la abstención: Lisandro Bormioli, Daniel Gollan, Gustavo González, Itai Hagman, Claudia Ormachea, María Rosa Martínez, Sergio Palazzo, Vanesa Siley, Jorge Verón.

Los restantes, entre ellos el propio Máximo Kirchner, lo hicieron por la negativa: Constanza Alonso, Cristina Brítez, Nilda Carrizo, Leila Chaher, Marcos Cleri, Gabriela Estévez, Emiliano Estrada, Federico Fagioli, Santiago Igon, Rogelio Iparraguirre, Florencia Lampreabe, Tomás Ledesma, Mónica Macha, Gisela Marziotta, Lucila Masín, Magalí Mastaler, Leopoldo Moreau, Alejandra Obeid, Paula Penacca, Agustina Propato, Rodolfo Tailhade, Marisa Uceda, Lucio Yapor, Carolina Yutrovic y Natalia Zaracho.

Hubo otros legisladores del oficialismo que tampoco acompañaron el dictamen, aunque no hayan suscripto el documento: fueron los casos, entre otros, de Juan Carlos Alderete y Verónica Caliva, quienes votaron en contra; como también Pablo Carro y Natalia Zabala Chacur, que se abstuvieron.






  Temas relacionados
CONGRESOFMIACUERDOJUNTOS


COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.