Lun, 23 Mayo 2022 - Edición Nº1854
La Plata, Bs As      20.6 ºC
EL TECLADO | Especiales  Domingo 09 de Enero del 2022 - 13:10 hs.                476
  Especiales   09.01.2022 - 13:10   
INFORME
El atlanticazo: las razones de una protesta que nace desde las entrañas del mar
La autorización del gobierno despertó una masa crítica que se multiplicó en distintos puntos del país. Las razones de la protesta.
El atlanticazo: las razones de una protesta que nace desde las entrañas del mar
Foto: Keila López
Por: María Eugenia Suárez

 La semana pasada se desarrolló una protesta ambientalista sin precedentes en nuestro país. Si bien ante conflictos anteriores, el activismo ecologista tomó las calles para fijar su posición, la decisión del Gobierno nacional de autorizar la exploración offshore de hidrocarburos en distintas áreas del Mar Argentino despertó una masa crítica que se multiplicó en distintos puntos del país y con el nombre de Atlanticazo irrumpió no sólo en la costa bonaerense. El Teclado dialogó con activistas y autoconvocados que participaron de las jornadas en las que reclamaron no avanzar con la medida.

Al filo del fin de año, el 30 de diciembre, el Gobierno nacional, vía el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a cargo de Juan Cabandié, emitió la Resolución 436/21 por la que autorizó a la petrolera noruega Equinor a realizar estudios de exploración sísmica en tres áreas offshore localizadas en la costa bonaerense, en conjunto con YPF y Shell.

El objetivo es replicar el reciente triunfo popular del “Chubutazo”, las jornadas de protestas en la provincia de Chubut que frenaron la ley que habilitaba la megaminería en la región.

La reacción crítica a la decisión no tardó en conocerse. Además de Greenpeace, asambleas ambientalistas locales se unieron y comenzaron a diagramar un plan de acción para visibilizar su rechazo a la medida. El objetivo es replicar el reciente triunfo popular del “Chubutazo”, las jornadas de protestas en la provincia de chubut que frenaron la ley que habilitaba la megaminería en la región.

A diferencias de otros reclamos que quizás terminaron siendo más regionales, el atlanticazo se replicó en simultáneo en distintos puntos del país y obtuvo eco, incluso, en distritos que por su ubicación geográfica no tienen contacto con el mar.

EL NO EN LAS CALLES

 

“Cuando empecé a comunicarlo en el Partido de la Costa nadie podía creerlo, entenderlo y nadie estaba al tanto de absolutamente nada. No es casualidad que se haya firmado la resolución el 30 de diciembre cuando todo el mundo está de acá para allá, con un pico de contagios pandémicos. La intención era que pasara por abajo de un escritorio”, señaló a El Teclado Laura, integrante de la Coordina Basta de Falsas Soluciones. “Hay un despertar colectivo muy grande. Nunca vi que en el Partido de la Costa se cortara una calle, nunca vi tanta gente”, indicó.

 

“Hay estudios en universidades argentinas y organismos de afuera que indican que la probabilidad de un desastre ecológico es del 100%. Si hay un derrame el petróleo se va a ver hasta el Río de la Plata. Esto lo sabe Cabandie y el presidente Alberto Fernández”, dijo y agregó: “Si esto no sucede, pero hacen la exploración, que es lo que están habilitando, se va a afectar al principal corredor biológico del Mar Argentino. Sin petróleo, la exploración ya es un desastre”.


"No es casualidad que se haya firmado la resolución el 30 de diciembre cuando todo el mundo está de acá para allá, con un pico de contagios pandémicos. La intención era que pasara por abajo de un escritorio".

 

Laura, además, se refirió a la audiencia pública que se desarrolló a mediados del 2021 y demandó que el Gobierno escuche las voces disidentes. “Es necesario que la democracia se abra y le presten atención a la participación ciudadana. En julio se hizo una audiencia pública donde el 95% de los participantes dijeron que no y no les importó”, destacó y anticipó: “Saldremos a la calle todas las veces que se necesario para que la gente se entere de lo que está pasando. No podemos quedarnos dormidos. Estamos ante un ecocidio y lo vamos a frenar de alguna manera”.

 

Alita, integra la Asamblea Por un Mar Libre de Petroleras. En diálogo con El Teclado destacó que en la ciudad de Mar del Plata vienen trabajando con el tema desde junio, pero que desde hace mucho años los ambientalistas se reúnen por distintas causas alrededor de la preservación de los espacios comunes. “Hay mucho trabajo de defensa de los bienes comunes y con esto de las petroleras todas las asambleas se unieron. Con el anuncio de Cabandié, sumado a la victoria de Chubut, sucedió una protesta masiva”, indicó.



Foto: Keila López 


Las protestas se multiplicaron en Mar del Plata, Necochea, Bahía Blanca, en distintas localidades del Partido de la Costa, Pinamar, Villa Gesell, Neuquén, Puerto Madryn, Esquel, Ushuaia y también en Gualeguaychú y Capital Federal, entre otros puntos del país. “Hablamos de atlanticazo porque no es solo Mar del Plata, es toda la costa atlántica que se manifestó. Hay un impulso de no aflojar, pese a que muchas veces se nos desacredita porque dicen que somos exagerados. Lo que estamos advirtiendo nosotros está basado en estudios científicos, en la experiencia de otros lugares donde funcionaron estas plataformas”, destacó la joven


"Hay un impulso de no aflojar, pese a que muchas veces se nos desacredita porque dicen que somos exagerados".

 

“Lo que para ellos es una exageración para nosotros es una preocupación genuina. Nos piden que confiemos cuando hay experiencias que nos demuestran que no podemos confiar de ninguna manera. Pusieron una pelopincho para contener el derrame de petroleo, ¿de qué hablan?”, se preguntó en referencia a la imagen que circuló en la que se ve una pileta de lona conteniendo un derrame de crudo ante la rotura en un caño de transporte en la localidad de Catriel, Río Negro.

 

La protesta también reunió a vecinos autoconvocados. Leopoldo vive en Ostende y desde hace años se moviliza por causas que buscan proteger el medioambiente, pese a no participar de ningún grupo ni asamblea. “Esto me tocó muy cerca porque se están metiendo con una parte muy íntima, que es el mar. Yo disfruto mucho de la playa”, señaló el joven y agregó que en los últimos meses varias especies marinas aparecieron muertas en la costa. “No se sabe la causa, pero sospecho que se hicieron investigaciones en el mar y esto ya afectó a la fauna marina. Los biólogos no tenían una respuesta certera y después apareció esto de las exploraciones”.

 

Para Leopoldo la decisión del gobierno movilizó a mucha gente porque una posible exploración podría afectar no sólo a la fauna marina, sino a mucha gente vinculada a las actividades costeras, como el comercio, el turismo, la pesca, los deportes acuáticos. “No pueden tocar el mar, no vamos a dejar que lo dañen”, completó. [El Teclado] 




COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.