Miércoles, 27 Octubre 2021 - Edición Nº1646
La Plata, Buenos Aires      33.2 ºC
EL TECLADO | La provincia  Martes 12 de Octubre del 2021 - 07:25 hs.                504
  La provincia   12.10.2021 - 07:25   
LEZAMA EN ALERTA
Entre el operativo policial y el puente que no llega: cruzar la Ruta 2, misión imposible
Fin de semana largo. Si el ministerio de Seguridad no planta un patrullero y dos efectivos sobre la cinta asfáltica, los lezamenses que quieran ir del oeste al este o viceversa podrían estar horas para lograr el objetivo. ¿Cómo se soluciona el problema? ¿Cuál son las opciones? La palabra de un reconocido vecino
Entre el operativo policial y el puente que no llega: cruzar la Ruta 2, misión imposible

La noticia se repite todos los fines de semana largo: el flujo de vehículos que regresaban ayer por la tarde desde la Costa Atlántica hacia la Ciudad de Buenos Aires (CABA) era intenso y hubo demoras en algunos accesos, incluido un corte por manifestación. Cientos de personas arriba de la ruta, decenas con bronca por lo lento del regreso.

Por caso, según el informe suministrado por Aubasa, el flujo vehicular en la franja horaria de 18 a 19 fue de 1.966 vehículos por el peaje de Samborombón en la Autovía 2 y de 1.009 por Maipú. Claro está, lo mismo sucedió el jueves por la tarde, pero en sentido inverso. Mal humor, ganas de llegar a destino. Apuro, bocinas y estrés.

En el medio de todo esto, el más joven de los municipios de la provincia de Buenos Aires, Lezama, que es la única ciudad que es atravesada casi al medio por la mencionada Ruta 2. Y cada fin de semana largo, cuando el caos se adueña de la cinta asfáltica, se hace casi imposible cruzar hacia un lado o hacia el otro. ¿Cómo se soluciona el tema?

Con un operativo policial. Sí, en el año 2021, cuando supuestamente los autos deberían volar -así decía al menos la revista Anteojito allá por el 88, 89- un par de efectivos frenan el terrible tránsito que va o viene de la Costa, hace cruzar a los lezamenses, y luego permite nuevamente la circulación por la Autovía. Así, a cada rato, durante todo el fin de semana.

Por supuesto, el objetivo es evitar accidentes, tragedias, que dicho sea de paso, han ocurrido más de una vez (o varias veces). "El operativo se efectúa desde las 8 horas desde el viernes pasado hasta las 8 horas de mañana", comenta a El Teclado el periodista lezamense Edgardo Caiñas, quien resalta que el domingo a la noche "se complica mucho más, dado el tránsito de la ruta".

"Es un problema de vieja data, ya que Lezama es la única localidad de toda la traza de la ruta 2 que ésta pasa por el medio. O sea, la ruta 2 en Lezama, es una calle más de la localidad, y del sector este hay varios barrios que deben cruzar permanentemente al sector oeste, que es donde está el centro comercial, oficinas públicas, cooperativa de servicios, hospital etc. etc", añade el reconocido vecino.

¿Se puede cruzar a pie? Sí, pero también tendría que poder cruzarse en auto. "Existe un puente peatonal, pero no hay ningún elemento de seguridad para poder cruzar en auto, limitándose a la buena voluntad del ministerio de Seguridad que autorice la instalación de un móvil con dos policías que corten el tránsito en ese sector, máxime que justo allí hay una estación de servicios YPF y muchos automovilistas salen en contramano", afirma Caiñas.

¿Y la solución? Por ahora nada. Todo el mundo escucha, pero nadie brinda soluciones. Si hasta el gran Flaco Traverso opinó al respecto (ver cuadro aparte). Pero nada, nada de nada. Cada vez que llega el fin de semana largo, la misma historia de siempre. Si no se arma el operativo policial, Lezama queda partido en dos. Y cruzar para el otro lado de la Ruta, es prácticamente un suceso mágico.

"Se han hecho muchísimas reuniones, entrevistas y movidas, pero hasta ahora no hay una solución concreta al tema. Semáforos, según argumentaron no se pueden instalar porque cuando se concesionó la ruta 2, se establecía que no debía haber ninguno en toda su traza", destaca el periodista, y recalca que "la única solución es un puente que cruce la acera, pero esa obra tiene un costo muy elevado", cierra.

Otra solución, quizá menos costosa que el puente, sería la de levantar la ruta. O sea, que la Ruta quede por encima del cruce. El tema es que los comerciantes que están sobre la acera pusieron el grito en el cielo. "En Chascomús se hizo y funciona, pero acá es distinto, hasta el momento la negativa es rotunda, por lo que no quedaría otra que el puente, una obra de muchísimo valor", dijo a El Teclado un allegado al Concejo, siempre a la espera de la bendición de Nación y/o Provincia.



EL CRUCE DE LA RUTA 2 EN LEZAMA (Por Edgardo Caiñas - Enero 2021)


Hace aproximadamente 14 años con un grupo de vecinos del Barrio "El Tero" de Lezama convocamos a las autoridades municipales de entonces por la problemática del cruce de la ruta 2 en sentido Este-Oeste y viceversa durante la temporada estival y fines de semana largo.

En aquel entonces organizamos una reunión en el Club A. y C. "El Tero" donde se expusieron las distintas posturas y en esa ocasión se analizaron diferentes probables soluciones, a saber:

  1. Colocación de semáforos, que podrían ser automáticos o manuales, con control en éste último caso de un agente de tránsito o policial.
  2. Elevación de la actual traza de la autovía 2 desde la Plaza de la Autonomía hasta pasando el retome de Garita Sur.
  3. Construcción de un puente desde Avda. Libres del Sur hasta calle Malvinas Argentinas
  4. Construcción de un túnel vehicular bajo nivel.

Una a una, tales probables soluciones fueron desechándose. En el caso de los semáforos se dijo que legalmente no se los puede instalar por tratarse de una autovía. Con respecto a los puentes, hubo opiniones encontradas entre vecinos y comerciantes de los sectores involucrados alegando, justificadamente, eventuales pérdidas económicas y desvalorizaciones de sus propiedades, lo que nunca nadie objetó por cuanto es completamente comprensible.

El túnel bajo nivel directamente se dijo que era inviable, dado que los camiones no podrían circular y Ferrobaires (en ese momento) no autorizaba su construcción, por razones se seguridad.

Posteriormente se hizo una nueva reunión en lo que hoy es el Complejo Cultural San Martín, con la presencia de autoridades de la Dirección de Vialidad provincial y un funcionario de dicha repartición propuso colocar un ascensor en el puente peatonal para las personas que, por determinadas afecciones, no podían subirlo por las rampas o la escalera, para que los peatones no cruzaran por la ruta. Tal propuesta fue el hazmerreír de los presentes e incluso un vecino le preguntó si le faltaba mucho para jubilarse y en todo caso si podía decir en que otra ciudad había un ascensor en un puente peatonal a lo que tuvo que afirmar que en ninguna.

Recuerdo que un fin de semana enviaron numerosos efectivos policiales, por cuanto temían que cortáramos el tránsito en la ruta, lo que nunca estuvo en evaluación, sino que simplemente se exigía poder cruzar desde el Barrio El Tero y viceversa de manera segura y sin tener que encomendarse al Creador y todos los Santos.

Semanas más tarde, invitado por el Lezama Auto Moto Club el "Flaco" Traverso dio una interesante charla sobre su trayectoria en el automovilismo en el Centro de Jubilados y Pensionados "Mi Refugio". Allí, se lo consultó sobre su punto de vista a esta problemática y Traverso argumentó que la solución indicada y más económica sería la construcción de tres rotondas, una en cada acceso a la ciudad y la restante en la intersección de la Avda. Cobo y Avda. San Martín, dado que éstas lograrían la disminución de la velocidad de los automovilistas pasantes y se haría más fluido el cruce desde un sector a otro de la ciudad.

Al tiempo llegó un funcionario del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y evaluó el traslado del Destacamento de Policía Vial hacia el Boulevar, hoy llamado Raúl Alfonsín, es decir en el cruce de las rutas 2 y 57, o sea más o menos a la misma altura, pero de la vereda contraria, que estaba antes que se lo demoliera en 1988 para dar paso al "ensanche" de la ruta 2 en Lezama, obra que llevó adelante la empresa Alegre Pavimentos para evitar el proyectado desvío que databa de la década de 1.950, muchos años antes que se construyera la actual autovía.

He tratado de sintetizar en ese resumen todas las propuestas y proyectos que se han barajado desde hace casi una década y media para que los lezamenses podamos cruzar en vehículo de manera segura tanto en sentido Este-Oeste como viceversa los días de fluido tránsito como ha sido este fin de semana.

Dejamos atrás el Siglo XX y la  problemática que no es menor, aún no ha logrado tener una solución.

En los comienzos del año 2000 la concesionaria del peaje de la ruta 2 era Covisur, si no recuerdo mal, luego fue Autovía del Mar hasta la actual Aubasa. Es decir, pasaron dos empresas privadas y actualmente una estatal y los lezamenses seguimos igual o quizás peor, porque el parque automotor que circula por la autovía 2 es cada más mayor y por ende en muchas ocasiones hasta los propios agentes policiales arriesgan su integridad física dado que disponen de precarios recursos en ese lugar conflictivo que es el cruce de ambas rutas.

Es realmente inhumano que en pleno 2021, los efectivos policiales asignados en rutas 2 y 57, solamente tengan un débil gazebo para resguardarse del sol, viento o de la lluvia.

Ojalá más temprano que tarde, podamos disponer de una obra que brinde una solución definitiva a tal cuestión sin que ningún sector de la Comunidad resulte perjudicado.

Esperemos que ello pueda concretarse dentro de este Siglo [El Teclado].


 en esta nota
LEZAMATRANSITO


COMENTÁ LA NOTA
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.