Lunes, 26 Julio 2021 - Edición Nº1553
La Plata, Buenos Aires      14.9 ºC
EL TECLADO | Especiales  Domingo 18 de Julio del 2021 - 11:15 hs.                120
  Especiales   18.07.2021 - 11:15   
CRISIS HUMANITARIA
Ponchos Azules, el abrazo de Argentina a los refugiados del mundo
La iniciativa es de la Fundación ACNUR encargada en Argentina de visibilizar la situación que padecen más de 82 millones de personas y que además trabaja en la recaudación de fondos para acercar soluciones a la problemática.
Ponchos Azules, el abrazo de Argentina a los refugiados del mundo

 Por María Eugenia Suárez


 

“Ponchos Azules son todos los argentinos y argentinas que apoyan la causa de los refugiados”, sintetiza ante El Teclado Carolina Martinenghi, directora de Comunicaciones de Fundación ACNUR Argentina, una entidad que tiene el objetivo de visibilizar las problemáticas de las personas que se vieron obligadas a huir de sus hogares por distintas razones y que, además, recauda fondos para atender la problemática. En conversación con este portal, explica los propósitos que persigue la fundación, el trabajo mancomunado con la agencia de la ONU y las iniciativas que desarrollan para concientizar sobre esta realidad.

En la actualidad, más de 82,4 millones de personas en el mundo se encuentran refugiadas o desplazadas de sus hogares por distintas razones. Desde guerras, pasando por persecución por género, etnia, religión, ideología política, hasta por catástrofes climáticas. Para dar respuesta y atender las necesidades de todas las personas que atraviesan están problemática nace el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) que hoy trabaja en 135 países. En Argentina, la agencia se estableció en 1965 y actualmente es una oficina regional que está a cargo de las operaciones de ACNUR en Bolivia; Chile; Paraguay; Perú y Uruguay.

Hace dos años, la agencia cuenta con una oficina, la Fundación ACNUR, que tiene por propósito concientizar a la sociedad sobre esta problemática y recaudar fondos para poder darle continuar realizando su tarea.

En la actualidad, más de 82,4 millones de personas se encuentran refugiadas o desplazadas de sus hogares por distintas razones. Desde guerras, pasando por persecución por género, etnia, religión, ideología política, hasta por catástrofes climáticas.

“En fundación ACNUR Argentina tenemos dos objetivos muy claros. Uno tiene que ver con generar conciencia y visibilizar las problemáticas de las personas refugiadas y obligadas a huir. Y el otro apunta a la recaudación de fondos para que el ACNUR pueda llevar a cabo todo lo que hace alrededor del mundo, tanto con las emergencias como con las soluciones duraderas que tiene que ver con la inserción de estas personas en la sociedad”, detalló a este portal Martinenghi.

“No hay elección en esto”, remarca la directora de Comunicaciones de Fundación ACNUR y explica: “Se trata de personas que se tuvieron que ir para salvar sus vidas, personas que no pueden elegir destino, que se van donde pueden ir. Personas que en ese trayecto quedan expuestas a ser víctimas de abuso, de violencias, de accidentes”. 

 

Martinenghi señala que la problemática es tan importante que “estamos ante la mayor crisis humanitaria de la historia luego de la segunda guerra mundial” y advierte que se trata de “una problemática que no es lejana, sino que cualquiera de nosotros puede ser una persona refugiada”.


PONCHOS AZULES

La vocera de la fundación señaló que en ese marco la entidad trabaja en distintas iniciativas para hacer visible esta realidad. “En el marco del Día Mundial del Refugiado, que se conmemora el 20 de junio, continuamos con la iniciativa Ponchos Azules”, indicó y precisó: “Ponchos Azules son todos los argentinos y argentinas que apoyan las causas de los refugiados y que con su apoyo transforman el dolor de las personas que deben huir de sus hogares para salvar sus vidas en oportunidades”.


En esa línea, agregó: “Ponchos Azules son quienes reconocen esta problemática como inadmisible, quienes se preguntan cómo puede ser que más de 80 millones de personas no vivan en sus hogares, quienes se lamentan porque el 42% sean niños y niñas”.

 

El famoso poncho es obra de Benito Fernández quien por segundo año consecutivo donó el diseño. “El poncho es real y transmite simbólicamente esta unidad que implica esto de poder cruzar a los argentinos con estas personas refugiadas y poder dar ese abrazo con este poncho simbólico. El poncho es símbolo de abrigo, de abrazo, de cobijo, de calor, es una gauchada. El poncho tiene que ver con nuestra esencia”.

En la actualidad, más de 240 mil argentinos y argentinas son Ponchos Azules. Quienes estén interesados en sumarse a la iniciativa pueden hacerlo ingresando a ponchosazules.org

ARGENTINA, UN PAÍS AMIGABLE


Uno de las últimas encuestas de Ipsos Global, desarrollada con motivo del Día Mundial del Refugiado, muestra que un 79% de los argentinos está de acuerdo con que las personas deberían poder refugiarse en otros países, incluso en la Argentina, para escapar de la guerra o la persecución.

“La realidad es que es un número altísimo, más si se tiene en cuenta que hay muchísimos países en el mundo que no están de acuerdo con recibir personas de otros países, personas refugiadas. Esta cifra no sólo nos pone felices, sino que nos enorgullece”, señaló y agregó: “Este estudio lo que hace es ratificar esto que estamos hablando: que el argentino es solidario, generoso, es receptivo. Nosotros queremos poder contagiar eso y creemos que se contagia cuando la gente conoce, cuando entiende de lo que estamos hablando. Esto que parece tan lejano no lo es”. 

En ese marco, Martinenghi, destacó el respaldo de celebridades que “generosamente han donado un poquito de su tiempo y también de sus redes sociales para dar a conocer esta problemática” y el trabajo comprometido de Osvaldo Laport, Embajador de Buena Voluntad, quien “muy generosamente y en toda oportunidad que tiene habla de la labor de ACNUR y de todo lo que hacemos en la fundación ACNUR Argentina”. [El Teclado]


 en esta nota
CRISIS